MISA DE ROMEROS DE LA HERMANDAD DEL ROCÍO DE BONARES

Descargar Pdf

Día 28 de mayo, era Jueves de Rocío. En circunstancias normales, hubiera sido jueves de “camino del Rocío”, y muchas hermandades deberían haber estado surcando los caminos.

Entre ellas, nuestra Hermandad de Bonares, que como todas las demás no pudo acudir como cada año a la romería de Pentecostés.

Desde el ayuntamiento y la concejalía de Festejos, quisimos mostrar nuestro apoyo a todos los rocieros de corazón. “Al ver tantas lágrimas en los ojos, compruebas la fe que tiene este pueblo, y lo duro que se hacen estos momentos que atravesamos en estas fechas tan señaladas”, ha manifestado la concejala Yolanda Jiménez.

Pero como si fuera un Rocío normal, la Hermandad de Bonares, celebró su misa de romeros. Una celebración en la que tuvieron presentes a las víctimas de la pandemia, como muestra el crespón negro que lucía el simpecado primitivo de la filial.

Como cada año, el alcalde y la concejala de festejos, acudieron a la misa de romeros, que se celebró a las puertas de la iglesia Nuestra Señora de la Asunción de Bonares.

Al finalizar la misa, acudieron ante el simpecado, y le hicieron una ofrenda floral como cada año, para mostrar nuestro apoyo a la Hermandad del Rocío en general, y a todos los rocieros en particular.

Fue también un día raro y a la vez especial para el hermano mayor, que como tantos otros, no podrá cunplir su sueño este año 2020, pero que tiene un año delante para vivirlo. “Es una satisfacción saber que, al menos, el año que viene podré llevar mi simpecado hasta Ella”, ha indicado el hermano mayor de este año, Fernando Martín.

Esta hermandad tiene puestos sus ojos en la Blanca Paloma, a la que pide que pase cuanto antes esta pesadilla, y poder estar todos juntos el próximo año para poder celebrar una nueva romería.