Los niños bielorusos disfrutan de su jornada de convivencia

Descargar Pdf

   El pasado día 7 de Julio fue un día muy especial en Bonares, dentro del marco de actividades de colaboración con Asociaciones, desde la Concejalía de Bienestar Social, esta vez fue el turno de Asnia, asociación que acoge a niños y niñas Bielorrusos en la provincia de Huelva, siendo muchas de las familias acogedoras, de nuestro municipio de Bonares, dando muestras de una enorme solidaridad. Un total de 68 personas y por gentileza del Excmo. Ayuntamiento de Bonares estuvieron desfrutando de las instalaciones de la Piscina Municipal.

Comenzaron la mañana con una distendida convivencia con las familias, mientras los chicos se daban los  primeros  chapuzones para dar paso a una suculenta paella ofrecida por la Asociación a todas las familias. El día estuvo un tanto extraño en cuanto al tiempo se refiere, pero ello no les impidió a los asistentes, disfrutar de una exquisita merienda en esta ocasión una vez más por gentileza del Ayuntamiento de Bonares, organizada desde su Concejalía de Bienestar Social donde estuvimos acompañados por el Concejal Juan de Dios Jaén, junto a compañeros y compañeras del equipo de gobierno, acto que se repite por segundo año consecutivo, para dar la bienvenida a los menores bielorrusos y a la misma vez propiciar un encuentro de convivencia y diversión, con todas las familias acogedoras.

No hay que olvidar la inmejorable atención del catering que organizó todo, Taberna de Vargas y Salón Antonio Olivares, de los que Asnia quedó muy agradecida por su buena disposición y servicio.

Los niños y niñas Bielorrusos, a través de este proyecto vienen todos lo años en epoca estival sobre 40 días. Su estancia aquí es sumamente importante, pues ademas de lo que supone para ellos en ocio e integración con las familias de acogida, estos menores viven en un entorno en el que se encuentran sometidos continuamente a una enorme y nociva radiación.

Estar aquí durante un tiempo, en un entorno sano, alimentándose de forma saludable y fuera del ambiente agresivo de su lugar de origen les permite principalmente sanarse y recuperarse de gran parte del daño causado por la radiación. Por tanto, en primer lugar felicitar a las familias que hacen esta labor tan solidaria y humanitaria, ademas de animar a michas otras a que se animen a esta forma de regalar vida a los demas.

Próximos Eventos